Blog

reciclaje
Posted by: OBRADOS Comments: 0

El garaje de tu casa puede tener varias funciones aparte de la de guardar tu coche. Una de las más comunes es que sea también el lugar en el que se guardan las herramientas o incluso se tenga un pequeño taller para bricolaje.

Pero además, el garaje es el lugar ideal para instalar el punto de reciclaje en el hogar. Nos referimos a un espacio en el que se pueda amontonar el cartón, el plástico o incluso aquellos objetos los cuales es obligatorio, o al menos muy recomendable, llevar a un punto limpio.

De este modo, cuando hay una cantidad razonable de los mismos, se puede llevar al punto de reciclaje y colaborar de este modo con la conservación del medio ambiente. El no tener cerca contenedores específicos ya no es una excusa para no reciclar.

Crea un espacio agradable y práctico

Para crear un espacio de reciclaje necesitas, al menos, tres contenedores: uno para papeles y cartones, otro para plásticos y latas y uno para otro tipo de materiales para punto limpio como barras fluorescentes. Lo ideal es que no sean excesivamente grandes y que tengan ruedas, de este modo podrás arrastrarlos fácilmente para llevarlos al coche para transportarlos al punto de reciclaje.

En este espacio también puedes poner las garrafas con el aceite usado para llevar al punto de reciclaje. Cada día, se puede bajar la basura reciclable de la cocina para almacenarla en este espacio. Dado que cartones y plásticos no suelen dar olor, no tiene por qué haber problema, pero siempre es preferible deshacerse de todo en el plazo máximo de una semana.

Para que este espacio quede bien delimitado y ordenado puedes rodearlo con una barandilla decorativa. En Vidriosfamar puedes encargar barandillas si vives en Madrid. Incluso puedes encargar una a juego con la barandilla de tus escaleras interiores. No olvides poner una pequeña puerta para poder sacar los contenedores.

Implica a toda la familia

El reciclaje es importante y debe de implicarse a toda la familia para que esto resulte. De poco vale poner en la cocina un cubo con tres espacios diferentes si luego cuando los niños tiren una lata de bebida no saben en cuál de las bolsas deben depositarla.

Si desde pequeños se acostumbran a separar unos residuos de otros y aprenden qué es lo que va en cada contenedor, se convertirán en adultos responsables que colaborarán para tener un mundo mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button